Crema facial hidratante de cáñamo y ceramidas

Crema facial hidratante de cáñamo y ceramidas
¿Qué vas a encontrar en esta entrada?

Os presento una fórmula de una crema facial hidratante de cáñamo y ceramidas, un producto básico para la piel pero esencial al mismo tiempo. Elaborada con un aceite de cáñamo, ceramidas y pantenol, esta crema protege las pieles mixtas de la deshidratación y del frío para este invierno. 

Y es que el objetivo Nº1 del cuidado facial es la de mantener la hidratación cutánea. Una hidratación correcta se interpreta con una piel suave, flexible, confortable e iluminada. Entonces, antes todo, es primordial incorporar, en una crema casera, ingredientes que favorecen y mantienen la hidratación, como lo son en este caso el aceite de cáñamo, las ceramidas y la provitamina B5.

Los ingredientes «hidratantes»

√ Manteca de karité

Es un ingrediente oclusivo, vegetal y además no es comedogénico. Es una maravilla para acondicionar la piel y devolverle flexibilidad. Suaviza y crea una capa protectora que ayuda a mantener la humedad en la piel. Las pieles secas pueden usar más cantidad que lo que indica la fórmula. 

√ Aceite vegetal de cáñamo

Los aceites ricos en ácidos grasos poli-insaturados participan indirectamente a la hidratación de la piel, mejorando la calidad del cemento lipídico.  El aceite de cáñamo es uno de ellos. De tacto seco, ese aceite rico en omega-3 (con efecto antiinflamatorio), en omega 6 y vitamina E, aporta suavidad y elasticidad a la piel. Además, calma las pieles sensibles al frío y regula la producción de sebo. ¡Un aceite con grandes virtudes!

√ Ceramidas

Las ceramidas son componentes esenciales de la capa más externa de la epidermis, el estrato córneo, cuya integridad ayuda a retener la humedad de la piel actuando como barrera. Representan cerca del 40% de los lípidos (grasas) de esta capa (junto con el colesterol y los ácidos grasos) y son como el cemento de una pared de ladrillos: aglutinan las células muertas, frenan la pérdida de agua del organismo y la penetración de sustancias nocivas del exterior, y, a su vez, aportan flexibilidad y cohesión al conjunto. 

Los activos concentrados en ceramidas que encontramos en España se llaman Ceramida III, liposomas de ceramida, ceramidas. Su dosis de uso depende del formato de la ceramida, por lo cual debes usar la cantidad recomendada por el proveedor.

√ Glicerina vegetal

La glicerina es un humectante muy común y habitual en las cremas. Este activo retiene el agua de tu piel o absorbe el agua del medio, si vives en un clima húmedo. Por lo cual, la piel se mantiene hidratada.

√ Pantenol o provitamina B5

La provitamina B5 mejora la hidratación cutánea y restaura la barrera hidrolipídica. Tiene propiedades cicatrizantes, ayudando a regenerar las células de la epidermis. Es un excelente activo para hidratar cualquier tipo de piel en invierno. La dosis de uso varía según el proveedor. 

√ Cera emulsionante Nº1

INCI: Potassium palmitoyl hydrolyzed wheat protein, glyceryl stearate and cetearyl alcohol

Textura muy sedosa y agradable en invierno. Se pueden crear cremas con el método onepot (fase oleosa y fase acuosa en un único recipiente para calentar).

√ Extracto de vainilla

Tenía ganas de una crema con un olor calmante y dulce para esta entrada en invierno y he elegido una oleorresina de vainilla verde de la marca “Le sourceur” que me recuerda el arroz con leche de mi abuela.

La fórmula para elaborar 50 ml de crema facial hidratante de cáñamo y ceramidas 

Emulsión clásica de tipo “aceite en agua”:

Fase 1 – se calienta al baño maría

34,5 g agua destilada – 69 %

1,5 g de glicerina vegetal – 3%

2,5 g de cera emulsionante Nº1 – 5%

5 g de aceite de cáñamo – 10%

2,5 g de manteca de karité – 5%

Fase 2 – se añade en frío, uno por uno

0,4 g de ceramida vegetal III – 0,8%

1,5 g de provitamina B5 – 3%

0,5 g de oleorresina de vainilla – 1%

1,5 g de conservante dermorganics 1388 – 3%

2 gotas de vitamina E – 0,2 %

Importante: Las cantidades propuestas de cada ingrediente pueden variar según el fabricante. A la hora de elaborar tu crema facial hidratante de cáñamo y ceramidas debes tener en cuenta que, si por ejemplo decides usar el conservante sharomix, su concentración máxima es del 1%, por lo cual, se debe pesar 0,5 g. 

Preparación

Paso 1: limpia y desinfecta el material y el espacio de trabajo.

Paso 2: pesa todos los ingredientes de la fase 1 y ponlo a calentar al baño maría.

Paso 3: una vez fundido (cerca de los 60 °C) saca el recipiente del baño y emulsiona agitando con velocidad. La mezcla blanquea y se espesa.

Paso 4: una vez que la temperatura ha bajado a los 40 °C y que se ve la emulsión estable y brillante, añade uno por uno los ingredientes de la fase 2. 

Paso 5: envasa la crema en un tarro adecuado y limpio.

Conservación

Se puede utilizar la crema mientras no notes ningún desarrollo microbiano y que el olor siga conforme. 

Share on facebook
Share on pinterest
Share on linkedin

¿Te has quedado con ganas de más Recetas y
Consejos de cosmética natural?
Suscríbete a la newsletter 

Comparto contigo consejos, información, guías y recetas exclusivas para tomar conciencia de tu piel e implementar hábitos saludables.

Y para entrar en boca, te ofrezco las 2 primeras recetas descargables + un póster con 10 plantas beneficiosas para piel y cabello.

Prometemos no enviar spam ni contenido que no sea de valor ;)