Receta de champú sólido para cabello brillante

receta de champú sólido
¿Qué vas a encontrar en esta entrada?

Un champú sólido es un producto formulado sin agua (o muy poca) y con tensioactivos en polvo, lo que nos permite obtener una textura sólida y compacta.

Al no llevar agua, la ventaja del champú sólido es su larga vida, ya que no tiene riesgo de contaminación por bacterias. 

Su dificultad a la hora de formular este tipo de producto es obtener una textura lo suficientemente dura para que no se rompa, pero que al mismo tiempo se pueda desprender espuma fácilmente, permitiendo limpiar así el cabello con un máximo de eficacia. 

¡Nuestra receta de champú sólido es sencilla, pero bastante eficaz para que toda la familia la pueda disfrutar! Así que aquí te cuento el paso a paso cómo elaborar una fórmula de champú sólido para cabello brillante.

Los ingredientes para nuestra receta de champú sólido

√ Tensioactivo en polvo para limpiar

El tensioactivo es el ingrediente limpiador de la fórmula del champú sólido.  Se pueden combinar varios tensioactivos entre ellos, para obtener un producto más complejo con una espuma más “trabajada” pero, en modo sencillo y minimalista, con un solo tensioactivo el resultado es más que correcto. 

  • Sodium Cocoyl Isethionate (SCI en polvo): es una materia derivada del aceite de coco muy versátil y tiene un poder limpiador medio. Su biodegradabilidad es bastante buena.

Arcillas y harinas para limpiar y compactar

  • Arcilla blanca: (llamada también ‘caolín’). Se trata de un mineral natural que absorbe grasa e impurezas. Limpia el cuero cabelludo y purifica en profundidad.
  • Harina de garbanzos: al poseer saponinas, un detergente natural, la harina de garbanzos potencia la acción limpiadora del champú, además de absorber grasa de forma suave. Se puede sustituir por otro tipo de harina como la de avena, de yuca o la de quinoa. 

Plantas en polvo por sus propiedades específicas

Cada planta tiene sus propiedades por lo que se puede declinar las fórmulas de  nuestra receta de champú sólido en varias versiones, según el tipo de cabello y sus necesidades.

  • Hibisco: aporta brillo y fuerza. Estimula el crecimiento del cabello.
  • Malvavisco: Acondicionador capilar. Aporta suavidad al cabello y mejora la solidez del champú en el tiempo. 

Aceite vegetal para nutrir

Aunque tengamos un cabello graso es importante añadir una pequeña cantidad de aceite, para contrarrestar el poder limpiador del tensioactivo. 

  • Aceite de argán: rico en vitamina E, aporta fuerza y regenera la fibra capilar. Ideal para un cabello castigado. 

Líquido para compactar

Una pequeña cantidad es suficiente para ayudar a apelmazar todos los componentes entre ellos.

  • Vinagre de manzana: su pH ácido ayuda a obtener un pelo más brillante. Su olor no se queda en el cabello. La poca cantidad que se utiliza no reseca la fibra capilar y puede ser un aliado para el cabello graso.

√ Azúcar para hidratar

Son polisacáridos que permiten hidratar el cabello, humectar y aportar suavidad. 

  • Miel: se puede sustituir por otro azúcar como la Inulina, la glicerina vegetal o el sirope de arroz/ dátiles/ …

Un aceite esencial por su olor y sus propiedades (opcional)

Además de aportar olor, un aceite esencial aportará a nuestra receta de champú sólido propiedades específicas para el cuidado y las necesidades de cada tipo de cabello.

  • Aceite esencial de Romero: tónico capilar, ayuda a regular la secreción sebácea y deja un olor agradable y fresco.

La fórmula para elaborar una pastilla de 80 g. de champú sólido

  • 40 g. de tensioactivo SCI– 50 %
  • 6,4 g. de arcilla blanca – 8 %
  • 6,4 g. de harina de garbanzos – 8 %
  • 4 g. de hibisco en polvo – 5%
  • 4 g. de malvavisco en polvo – 5%
  • 4 g. de aceite vegetal de argán – 5 %
  • 8 g. de vinagre de manzana bio – 12 %
  • 4 g. de miel – 5 %
  • 30 gotas de aceite esencial de romero – 2 %

Paso a paso para preparar la receta de champú sólido:

PREPARACIÓN

  • Paso 1: en un recipiente grande, pesa todos los ingredientes de la receta.
    Pesa el tensioactivo con cuidado para no respirar ese polvo pulverulento (si tienes una mascarilla para polvos, te recomiendo usarla).
  • Paso 2: mezcla suavemente, con la ayuda de una espátula, para ir integrando todo poco a poco.
  • Paso 3: con los dedos, amasa hasta formar una pasta homogénea.
    • Observa la textura y añade agua o vinagre (gota a gota) si ves que se desmiga demasiado.
    • Debe tener una textura parecida a la plastilina, con una cierta flexibilidad, pero no tiene que ser demasiado húmeda. 
  • Paso 4: dale la forma que quieras. Si puedes, ponlo una media hora en la nevera.
  • Paso 5: espera 2-4 días antes de usar tu pastilla de champú sólido. La pastilla se volverá más dura.

Conservación

Después de cada uso del champú, guárdalo en un lugar donde no se quede en contacto con el agua (sino se va a deshacer y romper). ¡Disfruta de esta receta de champú sólido ecológico y sin plásticos!

Share on facebook
Share on pinterest
Share on linkedin

¿Te has quedado con ganas de más Recetas y
Consejos de cosmética natural?
Suscríbete a la newsletter 

Comparto contigo consejos, información, guías y recetas exclusivas para tomar conciencia de tu piel e implementar hábitos saludables.

Y para entrar en boca, te ofrezco las 2 primeras recetas descargables + un póster con 10 plantas beneficiosas para piel y cabello.

Prometemos no enviar spam ni contenido que no sea de valor ;)