Bálsamo desmaquillante casero de aceite de argán

desmaquillante casero a base de aceites
¿Qué vas a encontrar en esta entrada?

¿Sabías que los aceites vegetales son geniales para eliminar los restos de maquillaje, la suciedad y el exceso de sebo, sin resecar la piel? Pues sí, son un desmaquillante casero ideal para las pieles sensibles y secas que buscan alternativa a los jabones. 

El aceite desmaquillante cremoso es una mezcla de aceites que tiene una textura de gel y que se transforma instantáneamente en una leche suave, en contacto con el agua. Y seguro que cada vez más habrás visto este tipo de texturas cambiantes. Hablamos de una experiencia sensorial y respetuosa de la capa hidrolipídica que seguro que te encantará. 

Pero antes de empezar (te lo digo desde ya), que sepas que no es una recta fácil de hacer, pero que con paciencia (y fuerza de muñeca), se consigue un producto interesante muy agradable de usar en tu día a día. ¿Empezamos?

Los ingredientes para nuestra receta de desmaquillante casero con aceite

Un emulsionante y gelificante “aceite en leche”: El sucragel AOF ®

El Sucrose Laurate es el ingrediente clave para obtener este tipo de textura cambiante.

El sucragel AOF es uno de ellos, cuya composición 100% natural es aceite de almendras, glicerina, agua y laurato de sacarosa (Sucrose Laurate).

Este emulsionante, basado en la química del azúcar, permite crear una gran variedad de formulaciones y además actúa también como agente espesante de aceites. ¡Es una maravilla!

Se comercializa bajo nombres como el Gelisucre, Sucragel o Sucremulse

Unos aceites vegetales

Los aceites disuelven perfectamente la suciedad, el sebo y el maquillaje. Para elaborar un limpiador facial, te aconsejo utilizar aceites de precio asequible, ya que es un producto de enjuague y por lo tanto es innecesario gastar valiosos aceites. Aun así, me apetecía utilizar el argán (como elemento clave de marketing 😉). Y es que… ¡Quién no se deja seducir por este aceite! 

En cualquier caso, puedes utilizar el aceite vegetal que quieras o te apetezca.

  • Aceite de argán virgen: de olor un poco peculiar que no gusta a todas las narices, este aceite rico en antioxidantes nutre y regenera la capa hidrolipídica.
  • Aceite de girasol virgen: es un buen aceite para masajear y flexibilizar la piel. De calidad alimentaria o cosmética, te recomiendo que sea de calidad ecológica, ya que la planta tiene tendencia a los metales pesados y a los pesticidas (según un estudio de Sanoflore).

El antioxidante: Vitamina E

La vitamina E reduce la oxidación de los aceites vegetales, es decir evita su enranciamiento.

El aceite esencial

Aporta una sensación de bienestar o una propiedad especifica, según el aceite esencial escogido.

He querido realizar un producto sin aceite esencial porque mi crema y sérum ya contienen, pero como te digo, puedes usar perfectamente un aceite esencial para tu desmaquillante casero (si no estás habituada a utilizar aceites esenciales, te invito a leer el artículo «precauciones de uso de los aceites esenciales«).

La fórmula para elaborar 100 ml de aceite limpiador facial como desmaquillante casero

Emulsión de tipo “oil to milk”, es decir que el producto pasa de un estado de aceite ligeramente gelificado a un estado de leche, cuando entra en contacto con el agua.

  • 20 g. de sucragel – 20 %
  • 10 g. de aceite de argán – 10 %
  • 70 g. de aceite de girasol – 70 %
  • 0,5 g. de vitamina E – 0,5 %

Paso a paso para preparar nuestro desmaquillante casero:

PREPARACIÓN

  • Paso 1: limpia y desinfecta el material y el espacio de trabajo.
  • Paso 2: pesa el Sucragel en un recipiente.
  • Paso 3: pesa los aceites vegetales y la vitamina E en otro recipiente y mezcla ligeramente.
  • Paso 4: Añade gradualmente y en pequeñas dosis los aceites, muy poco a poco. ES IMPORTANTE. ¡Y no dejes de remover!
    • → Asegúrate de añadir el aceite al Sucragel y no al revés.
    • → Asegúrate que el aceite que vayas agregando, se quede bien incorporado, igual que la elaboración de una mayonesa.
  • Se puede utilizar una batidora manual o un minipimer si te cansas rápidamente batiendo. Es un proceso lento pero necesario. Si no la mezcla no cuajará correctamente.
  • Paso 5: envasa en un frasco adecuado; depende de tu textura final. La viscosidad del producto varía según tu modo de agitación.

Conservación

El producto se puede oxidar con el tiempo, por lo cual te recomiendo envasarlo en un frasco o tarro opaco y guardarlo en un lugar oscuro.

Modo de empleo

Este desmaquillante casero se aplica sobre el rostro mojado, masajeando para disolver la suciedad o restos de maquillaje. El producto se transforma en una ligera emulsión que luego se aclara. La piel queda suave y limpia.

¡A disfrutar!

Share on facebook
Share on pinterest
Share on linkedin

¿Te has quedado con ganas de más Recetas y
Consejos de cosmética natural?
Suscríbete a la newsletter 

Comparto contigo consejos, información, guías y recetas exclusivas para tomar conciencia de tu piel e implementar hábitos saludables.

Y para entrar en boca, te ofrezco las 2 primeras recetas descargables + un póster con 10 plantas beneficiosas para piel y cabello.

Prometemos no enviar spam ni contenido que no sea de valor ;)