Receta de tónico facial hidratante con prebióticos

receta de tónico facial hidratante DIY
¿Qué vas a encontrar en esta entrada?

Hoy te traigo una receta de tónico facial hidratante con prebióticos, perfecto para limpiar tu piel o usar en cualquier momento del día en que necesites frescor o hidratación (¡ideal para primavera y verano!). Para realizar esta receta de tónico facial usaremos hidrolatos, aloe vera, inulina y conservante. Y al leer estos ingredientes, quizás te estarás preguntando ¿por qué molestarme en hacer un tónico cuando podría aplicarme simplemente un hidrolato? Así mi receta sería más minimalista aún, ¿no?

Si bien es cierto que el hidrolato sigue siendo el ingrediente principal a la hora de elaborar un tónico, lo cierto es que si añadimos otros ingredientes a nuestra cosmética natural como los prebióticos, le daremos más poder hidratante y, a su vez, estaremos cuidando la microbiota cutánea.

Así pues, de fórmula fácil y de rápida elaboración, el tónico facial con prebiótico es un cosmético perfecto para iniciarse en el mundo de la cosmética natural y fantástico para refrescar e hidratar el rostro.

Ingredientes para elaborar una receta de tónico facial hidratante en casa

Los hidrolatos

Es el ingrediente principal de la fórmula cosmética.  Selecciona uno según la propiedad deseada o mezcla varios entre ellos para una sinergia completa. 

Elige simpre hidrolatos de calidad y 100% natural. Ten en cuenta si viene conservado o no, de ello dependerá el tener que añadir un conservante a tu tónico.

Para este verano, he seleccionado 3 hidrolatos de Essenciagua, una pequeña destilería situada en la región francesa de Occitania y que puedes adquirir en la tienda online Tu Taller Natural:

  • Hidrolato de casis (grosellero negro) como descongestionante, tónico y antiedad.
  • Hidrolato de coriandro (coriandrum sativum) calma y suaviza las pieles delicadas. ¡Huele divino!
  • Hidrolato de laurel (Laurus nobilis) astringente, antiinflamatorio y antibacteriano, perfecto para pieles grasas y acneicas. ¡La planta de los ganadores!

El aloe vera

En gel o en jugo. El aloe vera es muy usada en cosmética natural. Y no es para menos, puesta que esta maravillosa planta hidrata, desinflama y calma la piel.

La inulina

La irulina es una fibra alimentaria prebiótica. 

Los prebióticos ayudan a las buenas bacterias de la piel a regenerarse y reforzar el microbioma cutáneo (reequilibrar nuestro eco sistema) y así, fortalecer la barrera protectora de la piel. 

Los prebióticos como la inulina, equilibran, nutren e hidratan nuestra piel.  Y tras su uso se puede observar una tez más sana y radiante. Podemos usar inulina de calidad alimentaria o cosmética y siendo un prebiótico y no un probiótico, la inulina no se desactiva en presencia del conservante. La encontraremos en formato de polvo blanco. 

El conservante

Si el hidrolato utilizado no viene conservado, es necesario añadir un conservante para evitar un posible desarrollo microbiano. Existen varios conservantes en el mercado español, aunque yo suelo utilizar el Leucidal liquid (obtenido a partir de la fermentación del rábano y con muy buena tolerancia cutánea y natural). En cualquier caso, si tienes otros hidrolatos en casa, ningún problema. Eso sí, recuerda siempre respetar la dosis de uso recomendada por el proveedor, ya que varían según el conservante. 

Receta de tónico facial (100 ml)

90 g. de hidrolato(s)
5 g. de Aloe Vera  – 5%
2 g. de Inulina – 2%
3 g. de Leucidal liquid – 3%

Cómo elaborar tónico facial DIY paso a paso

  • Paso 1: limpia y desinfecta el material y el espacio de trabajo.
  • Paso 2: pesa el hidrolato y el aloe vera en un pequeño recipiente, idealmente de acero inoxidable o vidrio. Mezcla ligeramente.
  • Paso 3: agrega la inulina en polvo y mezcla hasta que se disuelva totalmente.
  • Paso 4: añade el conservante y agita un poco más, hasta que se vea el líquido homogéneo.
  • Paso 5: envasa en una botella con spray o cualquier otro recipiente que te convenga.

Conservación

Se puede utilizar todo el tiempo que desees, siempre y cuando veas tu producto estable y que huela bien. Si detectas un mal olor o partículas flotando, seguramente haya una contaminación por bacterias u hongos. Entonces no lo puedes usar más y debes desecharlo.

Modo de empleo del tónico facial casero

Sobre rostro limpio o en cada momento del día que necesitas frescor e hidratación.

Share on facebook
Share on pinterest
Share on linkedin

¿Te has quedado con ganas de más Recetas y
Consejos de cosmética natural?
Suscríbete a la newsletter 

Comparto contigo consejos, información, guías y recetas exclusivas para tomar conciencia de tu piel e implementar hábitos saludables.

Y para entrar en boca, te ofrezco las 2 primeras recetas descargables + un póster con 10 plantas beneficiosas para piel y cabello.

Prometemos no enviar spam ni contenido que no sea de valor ;)